miércoles, 14 de febrero de 2018

Una mujer muerta es una lámpara

En los fondos de la casa, a plena luz del día
pende una mujer sola
y sin remedio
Como el animal desobediente al que corregiste la osadía
Como un panal vacío ya sin miel ni moradores
Como la planta que arrancaste por ruda por incierta
pende en lo alto junto a tu fracaso
tu objeto preciado con dos vueltas de odio
Qué harás ahora que no puedes elegirle otra muerte?
Qué harás ahora que tu hambre se serena?
Si está creciendo en otro lugar
y ya no puedes cercarla?
Si es agua de un río que separas
y aún así trasluce su destreza:
el impetuoso caudal, el olor de las bestias que la habitan,
su precipitado encanto?
Una mujer pende sin remedio
y atrae al mundo que aún muerta la traiciona:
convida el espanto que sigue al cinismo
ejerce también su lenta torsión
Una mujer muerta
es una lámpara
Nos quema, nos delata, nos orbita
pende de un puño
y del brazo firme que estira el captor
Está sin morir
porque lo hizo de pura confiada
porque esta espantada de su anterior vida
maldiciendo en el final su entrega
esperando que alguien de nosotros vea
más que el peso de un cuerpo
impasible en lo alto
con dos vueltas de odio



Laura García del Castaño

Algún amor estéril y de paso

CANCIÓN DE LA MUJER ASTUTA



Cada rítmica luna que pasa soy llamada,
por los números graves de Dios, a dar mi vida
en otra vida: mezcla de tinta azul teñida;
la misma extraña mezcla con que ha sido amasada.

Y a través de mi carne, miserable y cansada,
filtra un cálido viento de tierra prometida,
y bebe, dulce aroma, mi nariz dilatada
a la selva exultante y a la rama nutrida.

Un engañoso canto de sirena me cantas,
¡naturaleza astuta! Me atraes y me encantas
para cargarme luego de alguna humana fruta.

Engaño por engaño: mi belleza se esquiva
al llamado solemne; de esta fiebre viva,
algún amor estéril y de paso, disfruta.





Alfonsina Storni

viernes, 19 de enero de 2018

Me muestras los poemas de otra mujer

Adrienne Rich. 


TRADUCCIONES



"Me muestras los poemas de otra mujer
de mi edad, o menor
traducidos de tu idioma al mío
Ciertas palabras recurren: enemigo, horno, pesadumbre
suficientes para entender
que esa mujer vive en mi tiempo
obsesionada
con el Amor, nuestro tema:
lo hemos adherido como hiedra a nuestros muros
horneado como pan en nuestros hornos
llevado como tobilleras de plomo
observado con bonoculares como si
fuera un helicóptero
que viene a saciar nuestro hambre
o el satélite
de un poder hostil
Empiezo a ver que esa mujer
hace cosas: revuelve el arroz
plancha una camisa
trancribe un manuscrito hasta el alba
trata de hacer una llamada
desde una cabina telefónica
El teléfono suena con insistencia
en la habitación de un hombre.
Escucha que él le dice a otra
No importa. Se cansará.
Lo escucha narrar su historia a su hermana
que se transforma en su enemiga
y cuando le toque el turno
alumbrará su propio camino hacia la pena
ignorando que este tipo de dolor
es compartido, innecesario
y político.




Adrienne Rich
Versión de María Negroni en La pasión del exilio

El suave animal de tu cuerpo

No tienes que ser buena.
No tienes que recorrer el desierto de rodillas, arrepintiéndote.
Sólo tienes que dejar que el suave animal de tu cuerpo
ame lo que ama.





Mary Oliver

viernes, 12 de enero de 2018

Mientras estuve con ella


Virginia Cano ha añadido una foto nueva.
21 horasInstagram
Cómo escribe esta piba. Tarda en apagarse, de Silvina Giaganti 💜
Me gusta
Comentar
Comentarios
Paria Lapsus Te sacude toda una y otra vez.
Administrar
Responder21 h
Lucy Loop Pa me encantó. De dónde es esa autora?
Administrar
Responder21 h
Virginia Cano es argentina. recomendadísima (y me quedo corta)
Administrar
Me gusta
Responder16 h
Gabriela Zibell Permiso, robo! 
Administrar
Responder21 h
Responder20 h
Jardin De Infantes Tiny Disfrute ese libro,me enamoro
Beso a Silvina
Administrar
Responder19 h
Ale Camiolo Cómo se llama el libro?
Administrar
Responder15 h
Virginia Cano El libro se llama "Tarda en apagarse", la autora es Silvina Giaganti
Administrar
Responder15 h
Ale Camiolo Gracias 
Administrar
Responder14 h
Ángeles Queipo No era fecha religiosa me conmovió mucho. Hermoso texto, hermoso todo.
Administrar
Responder4 h